Olas de calor en España desde 1944

Transcribo seguidamente un estudio sobre Olas de calor en España, publicado inicialmente como colaboración en el Calendario Meteorólogico del año 2013, puesto al día en la Sección Climatología de los Calendarios Meteorológicos posteriores y publicado recientemente en la web y en el blog de AEMET, complementado con las olas de calor más destacadas entre 1944 y 1974

Olas de calor en España desde 1975

Área de Climatología y Aplicaciones Operativas (AEMET)

1. ¿Qué se entiende por ola de calor?

Uno de los principales problemas al hablar de ‘Olas de calor’, es que no existe una definición única y precisa del término; sabemos que se trata de episodios de temperaturas anormalmente altas, que se mantienen varios días y afectan a una parte importante de nuestra geografía. Ahora bien, ¿qué valor tienen que alcanzar las temperaturas para poder considerarse ola de calor?, ¿cuántos días tienen que mantenerse?, ¿qué superficie tiene que verse afectada? 

Esa imprecisión en el término da lugar a interpretaciones subjetivas de lo que es una ‘Ola de calor’, observándose en muchas ocasiones una tendencia a exagerar sobre el tema. En verano es normal que haga calor y no podemos hablar de ola de calor, cuando las temperaturas, aún siendo altas o incluso muy altas, sean relativamente habituales en el periodo estival.

Por ejemplo, en Sevilla aproximadamente el 60% de los días de julio y agosto se registran máximas por encima de 35ºC y el 25% por encima de 38ºC. Por tanto, un día con una máxima de 38ºC en Sevilla, será un día muy caluroso, pero no lo suficiente como para ser candidato a ‘Ola de calor’ en la localidad. Por el contrario, en Molina de Aragón la temperatura máxima absoluta registrada hasta la fecha es precisamente 38ºC, por lo que una máxima de 38ºC en Molina de Aragón sí podría formar parte de un episodio de ‘Ola de calor’.

Por ello, al establecer los umbrales de temperatura, hay que considerar que los valores ‘normales’ de las mismas difieren mucho de unas zonas a otras, y por tanto no se puede establecer el mismo límite para todas las estaciones consideradas y también que unos umbrales demasiado laxos darían como resultado que el número de episodios de ‘Ola de calor’ de cada verano fuese muy elevado, perdiendo por tanto el carácter de excepcionalidad que se les supone, mientras que si son demasiado estrictos podrían no detectar algunos episodios.

Tras probar con distintos umbrales, el criterio elegido es el siguiente:

Se considera ‘Ola de calor’ un episodio de al menos tres días consecutivos, en que como mínimo el 10% de las estaciones consideradas registran máximas por encima del percentil del 95% de su serie de temperaturas máximas diarias de los meses de julio y agosto del periodo 1971-2000.


2. Metodología empleada para la determinación de las ‘Olas de calor’

En primer lugar se procede a determinar las estaciones en base a una serie de requisitos: tienen que funcionar en la actualidad, tener una serie suficientemente larga para poder calcular sus percentiles y distribuirse uniforme sobre el territorio. Con estas premisas se seleccionan 137 estaciones, de las que 6 pertenecen a Canarias. 

A continuación, se calcula para cada estación una ‘temperatura umbral’, que de acuerdo al criterio establecido, es el percentil del 95% de su serie de temperaturas máximas diarias de los meses de julio y agosto del periodo 1971-2000. Los mapas de las figuras 1 y 2 representan la distribución de temperatura resultante y la ubicación de las estaciones.

 Figura 1. Percentil del 95% de las temperaturas máximas de los meses de julio y agosto (periodo 1971-2000) y ubicación de las estaciones empleadas en el estudio

Una aproximación sencilla al concepto de percentil para quien no esté familiarizado con el término, puede ser la siguiente: los meses de julio y agosto suman 62 días por año, por lo que en el periodo 1971-2000, totalizarán 62 días/año x 30 años = 1860 días. Al hallar el percentil del 95%, lo que estamos haciendo realmente es localizar el 5% de los días más cálidos (1860 x 5/100 = 93 días), y una vez localizados esos 93 días más cálidos de los meses de julio y agosto de los años 1971 a 2000, la ‘temperatura umbral’ sería la menor de esas 93 temperaturas.

Figura 2. Temperatura umbral para la determinación de 'Olas de calor'

El siguiente paso consiste en localizar los episodios, que según los criterios fijados, serán considerados ‘Olas de calor’, y se realiza en tres etapas:

Primera etapa: Se obtienen para cada una de las 137 estaciones seleccionadas, sus ‘Episodios cálidos’, entendiendo como tales, episodios de al menos tres días consecutivos con temperatura máxima que iguala o supera su ‘temperatura umbral’. Dado que es bastante improbable que una ‘Ola de calor’ se presente fuera de los meses veraniegos, en este trabajo sólo se estudia el periodo comprendido entre el 1 de junio y el 30 de septiembre.

Segunda etapa: Se determinan los ‘días cálidos’, considerando como tales a aquellos en que al menos el 10% de las estaciones consideradas están dentro de uno de los ‘Episodios cálidos’ localizados en la primera etapa.

Tercera etapa: Finalmente se localizan las ‘Olas de calor’, que son todos aquellos episodios de tres o más ‘días cálidos’ consecutivos. Cuando dos ‘Olas de calor’ están separadas por tan sólo un día, se consideran una única ola.

Los datos de Canarias se han procesado de manera independiente, pero con una variación respecto al criterio general, ya que al utilizarse solamente seis estaciones, bastaría con que uno de los observatorios registrase un ‘Episodio cálido’ para que se considerase ‘Ola de calor’ en el archipiélago; por ello, en Canarias, se exige que sean al menos dos las estaciones que registren un ‘Episodio cálido’ para que constituya una ‘Ola de calor’.

3. Presentación de resultados

Los tres factores que determinan la intensidad de una ‘Ola de calor’ son: las temperaturas alcanzadas durante la misma, su duración y el territorio afectado, siendo necesario cuantificar estos aspectos para cada una de las Olas, si se quieren valorar y comparar.

Para estimar el territorio afectado durante una ‘Ola de calor’, se ha determinado el día que más provincias la registraron, asignando a la Ola dicho máximo. Se considera que un día determinado una provincia está viviendo una ‘Ola de calor’ cuando al menos uno de los Observatorios estudiados está dentro de un ‘Episodio cálido’, es decir, no es suficiente con que supere la ‘temperatura umbral’ de manera puntual.

Para determinar la magnitud de las temperaturas, en primer lugar se han determinado las estaciones con algún día de ‘Episodio cálido’ durante la ‘Ola de calor’, y se ha tomado la media de las temperaturas máximas de estas estaciones para el día más cálido como dato representativo; a esta temperatura se la ha denominado ‘temperatura máxima de la ola’. También se ha calculado para cada estación la Anomalía máxima de las temperaturas registradas durante la Ola con respecto a su ‘temperatura umbral’, asignando como valor representativo para la Ola la media de dichas Anomalías; a este valor se le denomina ‘anomalía de la ola’

Así pues, los cuatro valores elegidos para caracterizar una ‘Ola de calor’ son:

  • Su duración.
  • El número de provincias afectadas.
  • La ‘temperatura máxima de la ola’.
  • La ‘anomalía de la ola’.

Los resultados para la Península, Baleares, Ceuta y Melilla se presentan en el Cuadro 1, y para Canarias en el cuadro 2



Se muestran a continuación una serie de gráficos relativos a las diferentes ‘Olas de calor’

Figura 3. Episodios de ola de calor, nº de días con ola de calor durante el verano y duración de la ola de calor más larga de cada verano en Península, Baleares, Ceuta y Melilla desde 1975


Figura 4. Número máximo de provincias afectadas en días con ola de calor desde 1975 en Península, Baleares, Ceuta y Melilla

Figura 5. Temperatura media de las máximas correspondiente al día más cálido, calculada para las estaciones con Ola de calor desde 1975 en Península, Baleares, Ceuta y Melilla


Figura 6. Episodios de ola de calor, nº de días con ola de calor durante el verano y duración de la ola de calor más larga de cada verano en Canarias


Figura 7. Temperatura media de las máximas correspondiente al día más cálido, calculada para las estaciones con Ola de calor desde 1975 en Canarias

Los gráficos de las figuras 3 y 6 representan para cada año el número de episodios de ‘Ola de calor’, los días que totalizan, y la duración de la ‘Ola de calor’ más larga. El gráfico de la figura 3 para Península, Baleares, Ceuta y Melilla y el de la figura 6 para Canarias. En Península, Baleares, Ceuta y Melilla, destacan los años 1991, 2003 y 2015. El primero por ser el verano con más ‘Olas de calor’, concretamente 4 que totalizan 23 días, el segundo por registrar la segunda ‘Ola de calor’ más larga, con 16 días y miles de víctimas mortales repartidas por gran parte de Europa y el tercero, de reciente memoria, por ser la ‘Ola de calor’ más larga en los años considerados, 26 días, superando en 10 días a la de 2003, que como ya se ha indicado ocupa el segundo lugar. En Canarias, sobresale 1976, tanto por el número total de días con ‘Ola de calor’, 25, como por la Ola más larga, con 14 días de duración.

El gráfico de la figura 4 muestra el número máximo de provincias afectadas en días con ‘Ola de calor’ para Península, Baleares, Ceuta y Melilla, destacando especialmente los años 2012, con 40 provincias afectadas los días 9 y 10 de agosto y el 2003, con 38 provincias, concretamente los días 3, 4 y 9 de agosto.

Las figuras 5 y 7 representan la ‘temperatura máxima de la ola’ más alta para cada verano, desde 1975. El gráfico de la figura 5 para Península, Baleares, Ceuta y Melilla y el de la figura 7 para Canarias. En el primero, la ‘Ola de calor’ más destacada es la de 1975, con una ‘temperatura máxima de la ola’ de 40.4ºC, correspondiente al día 16 de julio, seguida de la de 2004 con 40.0ºC los días 24 y 25 de julio, aunque en ambos casos se trata de ‘Olas de calor’ de poca extensión y duración. En Canarias, la ‘temperatura máxima de la ola’ más elevada, 39.0ºC, se alcanza el año 2012, concretamente el 27 de junio; en segundo lugar nos encontramos con los 37.4 ºC de los días 22 de junio de 2011 y 30 de julio de 2007.


4. Las ‘Olas de calor’ más destacables

La ‘Ola de calor’ más importante de las registradas en Península y Baleares, corresponde al pasado verano y es la más larga registrada hasta la fecha en nuestro país, al menos desde 1975, año en que arranca la serie analizada. Su duración fue de 26 días, concretamente del 27 de junio al 22 de julio de 2015; el día más cálido fue el 6 de julio, día al que corresponde la temperatura máxima de la ola que fue de 37,6 ºC, mientras que el número máximo de provincias afectadas, concretamente 30, corresponde al 15 de julio. Durante estos 26 días, tan solo hubo 2 en que los termómetros dieron un pequeño respiro, concretamente los días 2 y 11 de julio, si bien hubo zonas en que el respiro prácticamente no se notó y en cualquier caso no llegó a ser suficiente para interrumpir la ola de calor. 

Se trata, sin lugar a duda, de una ola de calor excepcional por su duración, superando en 10 días a la registrada en 2003 y muy lejos de las siguientes que se quedaron en 8 días, según puede comprobarse en el gráfico de la figura 3. Es precisamente su persistencia el aspecto más sobresaliente de la misma, aunque también destaca por su extensión, ya que por número de provincias afectadas quedaría en quinto lugar, igualada con las acaecidas entre el 17 y el 23 de agosto de 2012 y entre el 17 y el 24 de julio de 1995; sin embargo, por temperatura media de la ola nos iríamos hasta el puesto 26. Las regiones en las que se sintió con menor intensidad fueron Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco.

Figura 8. Temperatura máxima del 6 de julio de 2015

El mapa de la figura 8 muestra la temperatura máxima del 6 de julio de 2015, que como se dijo anteriormente, fue el más cálido de esta ola de calor. Este día se superaron los 40 ºC en prácticamente la totalidad de la Península, a excepción del cuadrante noroeste, llegándose a 45,2 ºC en Córdoba ‘aeropuerto’ y en Montoro, también en la provincia de Córdoba.


Figura 9. Temperatura mínima del 6 de julio de 2015


También las temperaturas mínimas del 6 de julio representadas en el mapa de la figura 9 fueron muy elevadas, superándose los 20 ºC en todas las regiones, a excepción del cuadrante noroeste, e incluso los 25 ºC en zonas de Andalucía, Ciudad Real, Albacete, Murcia, Alicante, Tarragona, Barcelona, Lleida, Huesca y Baleares.

Durante estos días, son numerosas las estaciones de la red principal que registran su correspondiente efeméride mensual de temperatura máxima absoluta, como por ejemplo Zaragoza ‘aeropuerto’ con 44,5 ºC el 7 de julio, Granada ‘aeropuerto’ y Lleida ambas con 43,1 ºC también el 7 de julio, Toledo con 42,8 ºC el 6 de julio, y 42,0 ºC el 29 de junio, Girona ‘aeropuerto’ con 41,3 ºC el 5 de julio, Almería ‘aeropuerto’ y Ciudad Real, ambas con 40,8 ºC el 29 de junio, Huelva con 40,7 ºC el 27 de junio y un largo etcétera.

También son varias las estaciones que alcanzan estos días su efeméride mensual de temperatura mínima más alta; entre ellas destacan Tortosa con 25,0 ºC, Girona ‘aeropuerto’ con 23,1 ºC, Salamanca con 20,3 ºC o Gijón también con 20,3 ºC todas ellas el 21 de julio.

La segunda ‘Ola de calor’ más importante de las habidas en Península, Baleares, Ceuta y Melilla desde 1975, es la que se extiende desde el 30 de julio al 14 de agosto de 2003. Con 16 días de duración, es la segunda más larga tras los 26 días de la de 2015 ya comentada y a mucha distancia de las siguientes que se quedan en ocho días. También destaca por el número de provincias afectadas, 38, los días 3, 4 y 9 de agosto, aunque en este sentido se ve superada por la registrada entre el 8 y el 11 de agosto de 2012 que se extendió por 40 provincias. La ‘Anomalía de la ola’ es de 3.7ºC, valor que iguala a la ya mencionada de 2012 y sólo es superada por la de 1987 con 4.0ºC. Se trata pues de una ‘Ola de calor’ especialmente destacable en todos los sentidos.

Además, se da la circunstancia de que el verano del 2003 fue muy caluroso en su conjunto, siendo hasta el momento, con una temperatura media a nivel nacional de 24.94ºC, el más cálido desde que se tienen registros, seguido del de 2015 con 24.54ºC.

Figura 10. Temperatura máxima del 12 de agosto de 2003

El mapa de la figura 10 muestra las temperaturas máximas correspondientes al 12 de agosto de 2003, que es el día en que se registra la ‘temperatura máxima de la ola’, con 37.2ºC, y 34 provincias afectadas. Vemos como se superan los 40ºC en amplias zonas, especialmente de Extremadura y Andalucía. Entre las efemérides de temperatura máxima absoluta registradas estos días entre las estaciones de la red principal de AEMET tenemos Jerez de la Frontera con 45,1ºC, Badajoz/Talavera la Real con 44.8ºC, Huelva ‘Ronda Este’ con 43.4ºC, máximas correspondientes al 1 de agosto en los tres casos, Girona ‘Costa Brava’ con 41.2ºC el 13 de agosto, Madrid ‘Cuatro Vientos’ con 40.6ºC el día 1, Burgos ‘Villafría’ con 38.8ºC el día 4 de agosto, etc.

Figura 11. Temperatura mínima del 12 de agosto de 2003

También las temperaturas mínimas del 12 de agosto de 2003, que podemos ver representadas en el mapa de la figura 11, fueron muy elevadas superándose los 25ºC en Extremadura y amplias zonas de Andalucía, rozándose incluso los 30ºC en algunas estaciones. Entre las efemérides por temperatura mínima más alta en estaciones principales, tenemos los 30.0ºC de Jaén, los 28,1ºC de Ceuta, los 27.8ºC de Barcelona ‘Fabra’ y de Madrid ‘Cuatro Vientos’, etc. 

La tercera ‘Ola de calor’ destacada, con una duración de 4 días, se da entre los días 8 y 11 de agosto de 2012, afectando a 40 provincias y siendo en este sentido la más intensa hasta el momento de toda la serie, superando a la de 2003 que con 38 provincias afectadas ocupa el segundo lugar.

El día más cálido de esta ‘Ola de calor’, con una ‘temperatura máxima de la ola’ de 39.5ºC, es el 10 de agosto. Aunque en este sentido es superada por las ‘Olas de calor’ de 1975 (40.4ºC), 2004 (40.0ºC) y 1992 (39.7ºC), es especialmente destacable ya que mientras estas últimas afectan a un número reducido de provincias, la que nos ocupa es, como ya se ha destacado, la más extensa de todas las analizadas. También destaca por su ‘anomalía de la ola’, ya que con 3.7ºC es superada tan sólo por la de 1987 (4.0ºC). Ha de tenerse en cuenta que las ‘Olas de calor’ que alcanzan ‘temperaturas máxima de la ola’ más elevadas son las que afectan casi exclusivamente a las zonas más cálidas. La ola analizada se extiende por casi toda la Península, con numerosas estaciones en la mitad norte, que hace que la temperatura obtenida se modere. Sin embargo, el hecho de que la ‘anomalía de la ola’ sea tan elevada implica que se ha superado ampliamente la ‘temperatura umbral’ en todas las zonas, siendo percibida como ‘muy intensa’ por la población y medios de comunicación. 

Entre las numerosas efemérides alcanzadas, destacan las máximas de Sevilla ‘aeropuerto’ (45.9ºC), Alcantarilla (44.6ºC), Murcia (43.2ºC), Toledo (43.1ºC), Jaén (42.8ºC) o Ciudad Real (42.5ºC) y las mínimas de Valencia ‘aeropuerto’ (25.5ºC), Getafe (25.0ºC), Madrid ‘Retiro’ (25.0ºC) o Albacete ‘base aérea’ (22.6ºC).

Figura 12. Temperatura máxima del 10 de agosto de 2012

Los mapas de las figuras 12 y 13 representan las temperaturas máximas y mínimas del 10 de agosto de 2012

Figura 13. Temperatura mínima del 10 de agosto de 2012

En Canarias, resulta algo más difícil elegir la ‘Ola de calor’ más importante, pues aunque por duración la más destacable es la que se extiende desde el 28 de agosto hasta el 10 de septiembre de 1976, con 14 días de duración, su ‘anomalía de la ola’ es de 2.3ºC, resultando de las más bajas y sólo afecta a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Por ello, escogeremos como la más destacable la segunda en duración, también en el año 1976, entre los días 5 y 15 de agosto, con 11 días de duración, una ‘anomalía de la ola’ de 6.1ºC y las dos provincias afectadas.

Figura 14. Temperatura máxima del 8 de agosto de 1976

El mapa de la figura 14 representa las temperaturas máximas del día 8 de agosto de 1976, que con una ‘temperatura máxima de la ola’ de 35.3ºC es el día más cálido, superándose los 40ºC en estaciones de las islas de Tenerife y Gran Canaria. Entre las temperaturas máximas de este día en las estaciones de la red principal de AEMET destacan los 38.2ºC de Tenerife ‘Los Rodeos’, los 37.6ºC de Santa Cruz de Tenerife o los 37.0ºC de Lanzarote.

Otra ‘Ola de calor’ muy intensa vivida en el archipiélago Canario, fue la acontecida entre los días 23 y 29 de julio de 2004, que abarcó a las dos provincias, dándose la circunstancia de que entre los días 25 y 28 afectó a las seis estaciones utilizadas en el estudio. El día más cálido resultó el 25 de julio, al que corresponde el mapa de la figura 15, con una ‘temperatura máxima de la ola’ de 36.2ºC. La ‘anomalía de la ola’ es de 6.9ºC, superada tan sólo por los 7.1ºC de la registrada entre el 25 y 27 de junio de 2012, si bien ésta última afectó únicamente a la provincia de Las Palmas y duró tan sólo tres días. Entre las temperaturas máximas alcanzadas estos días entre las estaciones de la red principal cabe mencionar los 42.9ºC de Lanzarote ‘Aeropuerto’, los 40.0ºC de La Gomera ‘Aeropuerto’, los 39.0ºC de Santa Cruz de Tenerife, los 37.7ºC de Gran Canaria ‘Aeropuerto’, todas ellas correspondientes al día 25, los 42.6ºC de Tenerife ‘Sur’ el día 26, los 37.7ºC del día 24 en Fuerteventura ‘Aeropuerto’, los 37.2ºC del día 26 en La Palma ‘Aeropuerto’ y los 31.2ºC también del día 26 en El Hierro ‘Aeropuerto’. Izaña, a 2371 metros de altitud alcanzó los 25.9ºC el día 25

Figura 15. Temperatura máxima del 25 de julio de 2004


5. Olas de calor destacadas entre 1944 y 1974

El número de estaciones disponibles, dentro de las 137 estaciones de referencia fijadas, es menor cuanto más nos remontemos en el tiempo. Aún así, la distribución de las mismas sobre el territorio todavía nos permite localizar de manera aceptable las olas entre 1944 y 1974, aunque para estas olas sólo se ha determinado su duración, ya que el resto de parámetros que caracterizan una ola de calor se ve muy influenciado por la disminución del número de estaciones. Desde 1944 hasta 1974, las olas de calor con una duración igual o superior a 6 días detectadas, en Península, Baleares, Ceuta y Melilla son las mostradas en el Cuadro 3.

Olas de calor con duración mínima de 6 días entre 1944 y 1974 en
Península, Baleares, Ceuta y Melilla
Verano
Duración
Inicio
Fin
Verano
Duración
Inicio
Fin
1945
6
21-jul
26-jul
1950
7
25-jul
31-jul
1946
7
1-ago
7-ago
1955
6
20-ago
25-ago
1947
13
23-jul
4-ago
1957
8
30-jul
6-ago
1949
7
26-jul
1-ago
1969
6
18-jul
23-jul

En Canarias, de las seis estaciones utilizadas sólo dos tienen datos anteriores a 1970 y por tanto no es posible localizar olas de calor en el archipiélago en este periodo.

Llama la atención que entre los años 1958 y 1968 no se registre ninguna Ola de calor de 6 o más días de duración.

De las ocho Olas de calor detectadas, quizás la más destacable sea la acaecida entre 23 de julio y el 4 de agosto, que con 13 días de duración resulta la más larga. El día en que se alcanzan las temperaturas más elevadas es el 26 de julio, al que corresponden los mapas de las figuras 16 y 17, con las temperaturas máximas y mínimas del citado día.

 Figura 16. Temperatura máxima del 26 de julio de 1947

En el mapa de la figura 16 podemos observar como las temperaturas por encima de los 35ºC predominan en casi todo el territorio, alcanzándose los valores más elevados, por encima de los 40ºC, en los valles del Guadalquivir y del Ebro, así como en el País Vasco. Entre las temperaturas máximas de estos días en las estaciones de la red principal de AEMET, destacan los 43.0ºC de Sevilla 'Iglesia Anunciación' el 30 de julio, los 42.5ºC de Sevilla 'Tablada'  el 31 de julio, los 42.0ºC de Bilbao 'Aeropuerto' el 26 de julio, los 40.5ºC de Figueres el 2 de agosto, o los 39.8ºC del 26 de julio en Vitoria 'Aerodromo'


Figura 17. Temperatura mínima del 26 de julio de 1947

Como cabría esperar también las mínimas resultan elevadas, superándose los 20ºC en buena parte del país. Entre las temperaturas mínimas alcanzadas estos días entre las estaciones de la red principal de AEMET destacan los 26.3ºC de San Fernando el 31 de julio, los 25.4ºC de Tarragona el 4 de agosto, los 25.3ºC de Barcelona 'Servei Meteorologic', los 24.8ºC de Castellón de la Plana el 3 de agosto, o los 24.6ºC del 4 de agosto en Tortosa.

Como segunda ola de calor podemos destacar la registrada entre 1 y el 7 de agosto de 1946; aunque su duración es sensiblemente inferior a la anterior, las temperaturas fueron más elevadas.

 Figura 18. Temperatura máxima del 5 de agosto de 1946

El mapa de la figura 18 muestra las temperaturas máximas del 5 de agosto, que resultó el más cálido de esta Ola de calor; como puede observarse en el mapa, sólo Galicia, Asturias y resto del extremo Norte se libran de las altas temperaturas; por contra las temperaturas más elevadas las encontramos en el Valle del Guadalquivir, sobresaliendo los 46ºC de Sevilla 'Iglesia Anunciación'. Entre las temperaturas máximas alcanzadas estos días en las estaciones principales de AEMET destacan los 47.0ºC de Sevilla 'Iglesia Anunciación' el día 6, los 43.8ºC de Sevilla 'Tablada' el día 5, los 42.6ºC de Murcia 'Alcantarilla' también el día 5, los 42,3ºC del día 4 en Huelva, los 42.2ºC de Huelva el día 6 o los 42.0ºC de Toledo 'Lorenzana'

Figura 19. Temperatura mínima del 5 de agosto de 1946

En el mapa de la figura 19 se representan las temperaturas mínimas del 5 de agosto, que salvo en el norte peninsular están por encima de los 20ºC en casi todas las demás regiones. Entre las temperaturas mínimas que se registraron estos días en las estaciones principales de AEMET, sobresalen los 29.0ºC de Jaen 'Instituto' el día 4, los 27.4ºC de Cáceres 'Ciudad', los 27.2ºC de San Fernando el día 3, los 26.6ºC de Murcia 'Instituto' el día 3 y de Sevilla 'Iglesia Anunciación' el día 7, o los 26.3ºC de Badajoz 'Instituto' el día 1











No hay comentarios:

Publicar un comentario